¿Qué es la Insuficiencia Renal Aguda?

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

La Injuria Renal Aguda, también llamada Insuficiencia Renal Aguda, es un síndrome caracterizado por un rápido deterioro de la función renal que se produce en cuestión de horas o días. El diagnóstico precoz y la identificación de la causa subyacente son esenciales para guiar el tratamiento y mejorar el pronóstico.

¿Cómo se diagnostica la Insuficiencia Renal Aguda?

El diagnóstico de la Insuficiencia Renal Aguda se basa en dos criterios:

  • Un aumento de la creatinina sérica o
  • Una reducción del flujo de orina.

La Injuria Renal Aguda se diagnostica si la creatinina sérica aumenta en 0,3 mg/dL o más en 48 horas o se eleva al menos 1,5 veces desde la línea de base en un plazo de 7 días.

Aunque aparentemente bastante sensatos, ambos criterios tienen algunos inconvenientes: los niveles de creatinina sérica están significativamente influenciados por la tasa de producción de creatinina en los músculos, así como por el volumen de distribución del paciente. El flujo o débito urinario está influenciada por estímulos fisiológicos como la liberación de hormona antidiurética producto del estrés, el dolor o la deshidratación.

Actualmente, el diagnóstico de la Insuficiencia Renal Aguda y su clasificación en tres etapas se basa en la clasificación de las guías Kidney Disease Improving Global Outcomes (KDIGO) del año 2012. Si eres profesional de la salud y deseas conocer más sobre este síndrome, puedes acceder a las guías aquí.

¿Qué tan frecuente es la Insuficiencia Renal Aguda?

La incidencia de Insuficiencia Renal Aguda fluctúa entre un tercio y dos tercios de los pacientes en Unidades de Cuidados Intensivos. En este grupo de pacientes, el 10-15% requiere de diálisis o alguna otra terapia de soporte renal durante la hospitalización.

La incidencia en pacientes hospitalizados en servicios de menor complejidad es inferior al 5%. Se desconoce la frecuencia de injuria renal aguda en pacientes ambulatorios.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar Insuficiencia Renal Aguda?

El riesgo de desarrollar injuria renal aguda depende de dos condiciones:

  • Causas directas o factores a los que se expone el paciente y que se asocian al desarrollo de insuficiencia renal aguda
  • Susceptibilidad del paciente, es decir condiciones propias del paciente que lo hacen más “sensible” a desarrollar una injuria renal aguda

Causas más frecuentes de Injuria Renal Aguda:

  1. Sepsis
  2. Shock secundario a infecciones graves o a problemas cardiovasculares
  3. Quemaduras extensas
  4. Traumatismos graves (accidentes de tránsito, accidentes laborales, etc)
  5. Cirugía cardíaca (especialmente con bypass cardíaco)
  6. Cirugía mayor no cardíaca tales como cirugías abdominales, cirugía de cadera o columna, etc.
  7.  Medicamentos nefrotóxicos
  8. Medio contraste iodado
  9. Ingesta de algunas plantas nefrotóxicas

Algunas de estas exposiciones son modificables y, en consecuencia, el riesgo de desarrollar una lesión renal aguda puede disminuir.

Condiciones del paciente que aumentan la probabilidad de desarrollar Insuficiencia Renal Aguda:

El efecto de la exposición en el riesgo desarrollar Injuria Renal Aguda varía de un  paciente a otro. Los pacientes se vuelven más susceptibles a la Injuria Renal Aguda cuando padecen Enfermedad Renal Crónica. Esta condición es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de Insuficiencia Renal Aguda. Otros factores que aumentan el riesgo de desarrollar Insuficiencia Renal Aguda:

  1. Diabetes
  2. Deshidratación
  3. Edad avanzada
  4. Cáncer
  5. Anemia
  6. Enfermedades crónicas del corazón, pulmón o hígado
  7. Género masculino
  8. Raza negra

¿Cuáles son las complicaciones asociadas a la Insuficiencia Renal Aguda?

La Insuficiencia Renal Aguda grave está asociada a un mal pronóstico, es así que los pacientes que desarrollan este síndrome tienen mayor riesgo de presentar las siguientes complicaciones:

  1. Incremento en la mortalidad
  2. Aumento de la duración de la ventilación mecánica
  3. Aumento de la duración de la estadía en la UCI y en el hospital
  4. Aumento en la probabilidad de readmisión en el hospital en un plazo de 90 días luego del alta
  5. Desarrollo y/o la progresión de la enfermedad renal crónica
  6. Necesidad de diálisis crónica en los supervivientes

La gravedad de la Insuficiencia Renal Aguda se asocia a un mayor riesgo de mortalidad, especialmente en pacientes sometidos a cirugía cardíaca o cirugía mayor no cardíaca,  pacientes con eventos cardiovasculares agudos, traumatismos y otras enfermedades graves.

¿Es recuperable la función renal luego de padecer Insuficiencia Renal Aguda?

Los pacientes que han padecido Injuria Renal Aguda en su forma más leve recuperan generalmente la función renal en plazo de días o dentro de una semana.

Por el contrario, los pacientes que desarrollan Insuficiencia Renal Aguda y que por la gravedad del cuadro clínico necesitan diálisis, tienen un mayor riesgo de no recuperar la función renal o de recuperarla solo en forma parcial.

Los pacientes que presentan Insuficiencia Renal Aguda tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica con el transcurso del tiempo. Adicionalmente, tienen un mayor riesgo de presentar eventos cardiovasculares tales como infarto agudo al miocardio o accidentes cerebrovasculares aún después de meses de haber sido dados de alta o de haber recuperado la función renal.

El diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes que desarrollan Insuficiencia Renal Aguda debe ser llevado a cabo por un especialista en Nefrología.

Está demostrado que el pronóstico de un paciente con Insuficiencia Renal Aguda grave es mucho mejor cuando ha sido evaluado y seguido por un Nefrólogo desde su ingreso al hospital.

Abrir chat
¿Consultas?