Potasio e Insuficiencia Renal

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

En la medida que se deteriora la función de los riñones, se pierde progresivamente la capacidad de eliminar el exceso de Potasio de nuestro cuerpo. La acumulación de Potasio en la sangre ocurre cuando se ha perdido al menos el 70% de la función de los riñones, sin embargo existen situaciones en las que se pueden elevar los niveles de Potasio aún en ausencia de insuficiencia renal significativa.

La elevación de los niveles de Potasio en sangre se denomina Hiperkalemia. Cuando los niveles de Potasio sobrepasan los límites normales (3.5–5.0 mEq/L), se producen complicaciones que pueden ser extremadamente graves, tales como arritmias e incluso la muerte. Se estima que un 25% de las sesiones de diálisis de urgencia se deben a Hiperkalemia severa.

Los cítricos contienen elevadas cantidades de Potasio.

El Potasio se encuentra en TODAS las frutas y verduras que ingerimos, sin embargo,  los alimentos se categorizan en rangos “bajos, medios o altos” respecto a su contenido de Potasio. En consecuencia, hay alimentos seguros que podrás ingerir si es que te han restringido la cantidad de Potasio que puedes comer. Como referencia, una dieta “normal” aporta 5 a 6 gramos de Potasio al día.

Aún cuando la diálisis es muy efectiva eliminando Potasio, debemos ser muy cuidadosos de las cantidades de Potasio que se consume. Se deben evitar los desajustes en la dieta los 2 días que no se efectúa diálisis “Sábado-Domingo” o “Domingo-Lunes “. Durante ese intervalo largo debemos evitar alimentos con alto contenido de Potasio y preferir aquellos de bajo contenido. En los pacientes con insuficiencia renal avanzada que aún no inician diálisis, las precauciones deben ser aún más estrictas, ya que el riesgo hiperkalemia grave puede ser incluso mayor.

Es muy importante conocer los alimentos que tienen un elevado contenido de Potasio, de manera de planificar nuestra alimentación de forma segura.

ALIMENTOS BAJOS EN POTASIOALIMENTOS ALTOS EN POTASIO
PreferirEvitar
Manzana, pera, mora, frambuesa, piña, sandia, arándanos, frutillas, pepinoPlátano, kiwi, papaya, melón, durazno, huesillo, mango, aloe vera, limón, naranjas
Lechuga, apio, rabanitos Brócoli, tomate, papa, espinaca, choclo, repollito de Bruselas, camote, palta, champiñones
Pimentón, diente de dragónManí, nueces, almendras, coco, castañas, chocolate, pasas, ciruelas secas
Achicoria, espárragosBiosal, sustitutos de sal o sal sin Sodio
Salsa de tomate, ketchup, compotas de fruta infantil y colados.

Si vas a consumir un alimento rico en Potasio, que sea de forma esporádica y no consumas otro producto durante el día que contenga grandes cantidades de este mineral. Recuerda, debes consumirlo en pequeñas porciones.

La cantidad de Potasio que debes ingerir al día dependerá de la etapa de enfermedad renal crónica en la que te encuentres, de los medicamentos que tomas y de tus niveles de Potasio en sangre. Debes consultar con tu médico especialista la cantidad máxima de Potasio a ingerir por día. Una nutricionista será de gran ayuda en programar bien tu dieta y la forma en la que debes preparar tus alimentos. A modo general, una dieta con restricción de Potasio no debería superar los 4 gramos por día.

Adjuntamos algunas sugerencias que puedes seguir para reducir la ingesta de Potasio:

  • El potasio se disuelve con el agua, por lo que todos los alimentos que se puedan poner a remojo sin que pierdan sus características, los debes trozar y luego los dejas en remojo en agua la noche anterior. Puedes cambiar varias veces el agua, lo que podría ayudar a eliminará hasta 75% del Potasio contenido en esos alimentos. Esto es aplicable a hortalizas, verduras, legumbres y papas.
  • En el caso de cocinar legumbres o papas, debes cocinarlas en abundante agua, la que se cambiarás a media cocción por agua fresca, con la que se finalizará la cocción.
  • Evitar preparaciones chilenas con choclo: Ejemplo pastel de choclo, humitas, charquicán, ajiaco. Evitar agregarle choclo a la cazuela o utilizarlo para ensaladas. 
Las Papas tienen un alto contenido de Potasio. Revisa las recomendaciones de preparación para reducir la cantidad de Potasio que ingieres.
  • Consume papas solo 1 vez por semana. Se deben remojar previamente durante la noche anterior, sin cascara, lo que puede ayudar a reducir el contenido de Potasio. Recuerda que hay 0,7 gramos de Potasio por cada 200 gramos de papas.
  • Evitar preparaciones con mariscos.
  • No consumir preparaciones con espinaca como por ejemplo panqueques con espinaca o espinacas a la crema. No agregar espinaca a preparaciones como legumbres ni utilizarla para ensaladas. 
Las Paltas son un alimento con elevado contenido de Potasio. Si tienes insuficiencia renal avanzada o te encuentras en diálisis, deberías evitar la ingesta de Paltas por el riesgo de Hiperkalemia
  • No consumir palta en ningún tipo de preparación, ya sea con pan, con ensaladas o sushi. Hay 1/2 gramo de Potasio por cada 100 gramos de palta, por lo que fácilmente una palta contiene 1,5 gramos de Potasio en total.
  • Evitar consumir jugos de fruta naturales, aloe vera o néctar, ya que todas las frutas contienen Potasio. Preferir el agua para hidratarse y controlar la sed. con agua.
  • El vino es un producto de la uva, la cual contiene Potasio. Una copa de vino contiene 0,2 gramos de Potasio. Recuerda beber con moderación.
  • No consumir plátano en caso de calambres. Cada plátano contiene entre 0,6 y 0,8 gramos de Potasio.
El vinagre de manzana es una excelente alternativa para aliñar ensaladas y así evitar el uso del limón.
  • Reemplazar el limón en ensaladas por vinagre de manzana. No utilizar limón para el té o para limonadas caseras. 
  • No consumir productos para dar sabor a comidas en formato de calugas, polvo o líquidos.  Preferir una poco de sal corriente. 
  • Al consumir productos enlatados, lavarlos, no consumir el líquido que viene al interior.

No debes consumir sustitutos de sal, ya que estos contienen Potasio en vez de Sodio. Los sustitutos de sal son de alto riesgo en pacientes con insuficiencia renal y no debieran consumirlos por ningún motivo. Si consideras indispensable algo de sal en tu dieta, deberías preferir una pizca de sal corriente.

Este artículo es una contribución de Victoria Pérez Correa, Nutricionista Clínica, Magíster en Nutrición y Alimentos

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Consultas?