Nutrición Renal y Alimentación Saludable

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

En este artículo trataremos aspectos generales de Nutrición, los que posteriormente profundizaremos en artículos sucesivos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE UN PACIENTE CON ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA SE ALIMENTE BIEN?

Alimentarse en forma adecuada es uno de los pilares fundamentales del tratamiento de la Enfermedad Renal Crónica, tan importante como tomarse los medicamentos, controlar la presión arterial y la glicemia o asistir a las sesiones de diálisis.

Esto tiene una razón muy simple; nuestros riñones están encargados de eliminar a través de la orina sustancias tóxicas, el exceso de agua y algunas sales minerales. Este proceso se realiza los 7 días de la semana, durante las 24 horas del día.

Algunos minerales como el Potasio o el Fósforo son necesarios para un buen funcionamiento de nuestro organismo, pero manteniendo un equilibrio dentro de rangos normales. Respecto a las sustancias tóxicas, estas se generan por el metabolismo de nuestro organismo: cuando se producen reacciones químicas en nuestro cuerpo se forman sustancias de desecho y algunas de estas no son un aporte, por lo que deben ser eliminadas.

Cuando nuestros riñones están dañados no podrán eliminar las toxinas producidas por el metabolismo de nuestro cuerpo y estas comenzarán a acumularse, generando síntomas y complicaciones.

Hay que tener presente que la mayoría de estas sustancias tóxicas provienen de nuestra alimentación, por lo cual, si mantenemos una dieta que contenga bajas cantidades de estas sustancias, se podrá mantener un equilibrio y lograremos un beneficio para nuestro cuerpo.

Además de lo mencionado, hay que recalcar que una adecuada alimentación debe nutrir al organismo, brindar vitaminas, minerales y proteínas en cantidades que permitan la mantención de la musculatura, además de calorías para poder entregar energía a nuestro cuerpo y que éste sea capaz de realizar todas las actividades cotidianas.

Para entender cómo alimentarnos bien, primero se deben tener claros los siguientes conceptos relativos a la composición de los alimentos.

LAS CALORÍAS

Son una unidad de energía que contienen los alimento, la cual es liberada cuando nuestro cuerpo metaboliza las grasas, carbohidratos y eventualmente las proteínas que consumimos en los alimentos o que se almacenan en nuestro cuerpo.

A pesar de su mala fama, debemos saber que las calorías sí son importantes, ya que es el combustible para que nuestro cuerpo pueda desarrollar todas funciones correctamente.

Las Calorías son la unidad de energía que contienen los alimentos y son el combustible para que nuestro cuerpo pueda desarrollar todas sus funciones correctamente

Tenemos varios tipos de factores que influyen sobre este gasto de energía diario que realizamos;

  • El primero es el gasto en reposo: es el que se produce para que nuestro cuerpo pueda realizar todas las funciones básicas.
  • El segundo es el gasto que realizamos por digerir los alimentos, ya que se deben triturar y transformar en sustancias muy pequeñas para poder ser absorbidas.
  • El último es el gasto que se produce por movernos o realizar algún tipo de actividad física, desde caminar hasta hacer algún deporte planificado.

Cuando la sumatoria de estos gastos energéticos es igual a las calorías que ingerimos, entonces estamos en balance y mantendremos el peso.

Balance:  Calorías gastadas = Calorías ingeridas

Cuándo la cantidad de calorías gastadas es mayor a las calorías ingeridas, se producirá una pérdida de peso. Por el contrario, cuando las calorías gastadas son menores a las calorías ingeridas, se producirá un aumento de peso.

¿Debemos fijarnos solo en cuántas calorías consumimos diariamente?

La respuesta es no, ya que las calorías son solo una unidad de energía y no indican cuán nutritivo o sano es un alimento. Es decir, podemos tener 50 calorías provenientes de una fruta o 50 calorías provenientes de tocino. Es por esto que más que fijarnos en las calorías, debemos tener presente cuan nutritivo es el alimento. 

Los principales nutrientes de nuestra alimentación son los carbohidratos, las proteínas y las grasas. A continuación hablaremos detalladamente de cada uno de estos nutrientes:

Hidratos de Carbono o Carbohidratos

Son los almidones, azúcares o glúcidos de los alimentos.

Nuestra comida para que sea balanceada debe contener entre un 50% a un 60% de las calorías que ingerimos como carbohidratos.

Dentro de los tipos de Hidratos de Carbono se encuentran los Simples y los Complejos.

Carbohidratos Simples (azúcares)
  • Los Hidratos de Carbono Simples son rápidamente absorbidos y digeridos por nuestro cuerpo, como el azúcar, la miel, el azúcar de la leche y los dulces. Estos tipos de carbohidratos son dañinos y debemos evitarlos (exceptuando la leche).
Carbohidratos Complejos (cereales, pastas y pan)
  • Los Hidratos de Carbono Complejos contienen fibra en distintas cantidades, por lo que se demoran mucho más en ser absorbidos. Entre ellos tenemos la avena, maíz, el trigo, el pan y productos integrales.  Se debería preferir este tipo de Hidratos de Carbono ya que al demorarse su absorción entregan glucosa de a poco y producen mucha mayor saciedad.

Cabe destacar que los alimentos que contienen principalmente Hidratos de Carbono pueden ser ricos en Fósforo.

¿Qué alimentos contienen principalmente carbohidratos?

Hidratos de Carbono Simples
(evitar)
Hidratos de Carbono Complejos
(preferir)
AzucarTrigo, Avena
MielMaíz
DulcesHarinas Integrales y Pastas

LAS PROTEÍNAS

Son un nutriente indispensable para nuestra vida, ya que no solo conforman nuestra estructura muscular, sino que también están encargadas de realizar muchas funciones, dentro de las más importantes están el almacenaje o transporte de compuestos, como por ejemplo vitaminas y minerales, además participan de nuestras defensas y en la coagulación sanguínea.

Alimentos fuente de proteínas de alto valor biológico

Para tener una alimentación  balanceada, la cantidad de proteínas debe representar entre un 13% a un 18% de las calorías que ingerimos al día.

¿Por qué dicen que el huevo es la mejor proteína?

La razón es que no todas las proteínas que consumimos tienen la misma calidad. Esto se debe a que las proteínas se componen de pequeñas unidades llamadas aminoácidos, los que forman cadenas llamadas proteínas.

Nosotros absorbemos las proteínas en su forma más pequeña, es decir como aminoácidos, pero además nuestro hígado es capaz de sintetizar algunos de estos aminoácidos para formar proteínas. El problema es que no somos capaces de sintetizar todos los tipos de aminoácidos,  por tanto a esos aminoácidos que no podemos sintetizar y que solo obtenemos por la dieta se les denomina aminoácidos escenciales.

Dentro de los alimentos proteicos que traen todos los tipos de aminoácidos (es decir que tienen mayor calidad) están las proteínas de origen animal y entre ellos el huevo, no así los alimentos de origen vegetal.

¿Qué alimentos contienen principalmente proteínas?

Mayor Calidad ProteicaMenor Calidad Proteica
Alto valor biológicoBajo valor biológico
Huevo, Leche, Carnes rojas, Pollo, Pavo PescadoSoya, Legumbres, Frutos Secos, Cereales (arroz, avena, maíz, trigo)

Para cubrir correctamente las necesidades de proteína de nuestro cuerpo, deberemos consumir mayoritariamente alimentos  proteicos de alto valor biológico.

¿Qué hacer si soy vegano o vegetariano?

El hecho de ser vegetariano, vegano o tener una alimentación basada en plantas, tiene beneficios y complicaciones.

El mayor beneficio es para los pacientes con enfermedad renal que aún no ingresan a diálisis. Esto porque este tipo de alimentación podría enlentecer el deterioro de la función renal.

Las complicaciones asociadas tienen que ver con llevar una alimentación poco equilibrada, que pudiese generar déficit de algunas vitaminas y minerales como por ejemplo:

  • Déficit de Vitamina B12: ya que esta se encuentra disponible solo en alimentos de origen animal. Este déficit produce anemia, por lo que se debe controlar en forma frecuente con exámenes de sangre o suplementar regularmente con vitamina B12 por via oral o intramuscular.
  • Déficit de Vitamina D y Calcio: este déficit es producto de la baja ingesta y por otra parte es una complicación de la insuficiencia renal moderada a avanzada. El déficit de Calcio o de vitamina D provoca problemas óseos a largo plazo.
  • Disminución de la masa muscular, debido al bajo aporte proteico.
  • Déficit de Zinc: ya que en una dieta exclusiva a partir de vegetales este mineral se absorbe menos.

Si eres vegetariano o vegano es muy importante recibir asesoría profesional para evitar este tipo de carencias, y así realizar una alimentación lo más balanceada y variada posible o complementarla con suplementos.

Dentro de los alimentos que deben consumir para tener una alimentación más balanceada:

  • Legumbres.
  • Proteína de soya, tofu
  • Si eres lacto vegetariano: leche
  • Frutos secos
  • Cereales integrales: pan, pastas.
  • Omega 3: en cápsulas o en aceite (EPA/DHA)
  • Mezclar varios tipos de frutas o verduras.

Cabe señalar que este tipo de dieta será de alto contenido en Potasio. En el caso de que estés en diálisis o tengas problemas con tus niveles sanguíneos de Potasio, debes consultar previamente a un especialista.

LAS GRASAS

Dentro de los nutrientes de la alimentación, a las grasas siempre se les ha considerado por mucho tiempo como el villano o causante principal de la obesidad, pero este concepto debemos aclararlo.

Grasas Saturadas

Las grasas son aportadas por la alimentación, pero nuestro cuerpo también es capaz de producir grasas y específicamente lo que conocemos como colesterol. Esto se debe a que nuestro cuerpo necesita colesterol para formar hormonas y estructuras.

Las grasas son los nutrientes que aportan mayor cantidad de energía o calorías en comparación a los carbohidratos o proteínas, pero independiente del aporte calórico, no todas las grasas de los alimentos son dañinas, de hecho algunas son muy saludables. Las grasas saludables no debe someterse a cocción o altas temperaturas.

Grasas Insaturadas (saludables)

Las grasas deben representar entre un 30-35% de las calorías que ingerimos en un día.

Podemos dividir las grasas en 3 grandes grupos: grasas saturadas, grasas insaturadas y grasas hidrogenadas.

Grasas SaturadasGrasas Insaturadas
grasa dañinagrasa saludable
Sólidas a temperatura ambiente
Líquidas a temperatura ambiente  
Manteca, mantequilla y grasa de la leche Aceites vegetales: oliva, canola
Aceitunas y Palta
Atún y Salmón
Grasa de la carne Frutos secos: almendras, avellanas, nueces
Grasa de coco  Omega 3: aceite o cápsulas
Grasas Hidrogenadas (productos procesados e industriales)

En el próximo artículo de Nutrición Renal abordaremos el tema de Estado Nutricional y presentaremos algunas estrategias para llevar una alimentación sana, equilibrada, respetando las cantidades y proporciones recomendadas en cuanto a carbohidratos, proteínas y grasas, para lograr o mantener un peso normal para su talla.

Este artículo es una contribución de Victoria Pérez Correa, Nutricionista Clínica, Magíster en Nutrición y Alimentos

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Consultas?