Pielonefritis aguda

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

La Pielonefritis es una infección de uno o ambos riñones que usualmente comienza en la vía urinaria baja (vejiga) y posteriormente se propaga a los riñones. La Pielonefritis es una enfermedad grave que puede tener serias complicaciones si no es tratada o se retrasa el tratamiento.

¿Cuáles son las causas de la Pielonefritis?

La Pielonefritis es causada por bacterias que normalmente viven en el intestino. Las vías urinarias tienen varias formas de prevenir que la infección suba desde la vejiga, sin embargo, en ocasiones el organismo no puede combatir las bacterias y estas causan una infección en los riñones.

La Pielonefritis puede originarse como complicación de enfermedades que obstruyen la vía urinaria tales como:

  • Crecimiento anormal de la próstata (hiperplasia prostática)
  • Cálculos en vía urinaria
  • Problemas de vaciamiento de vejiga (vejiga neurogénica)
  • Las personas con Diabetes o enfermedades del sistema inmune tienen mayor riesgo de desarrollar Pielonefritis.

¿Cuáles son los síntomas de la Pielonefritis?

Los síntomas de Pielonefritis pueden variar desde leves a cuadros graves de sepsis, complicados con shock e insuficiencia renal aguda. Los síntomas típicamente pueden incluir:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor lumbar o en el flanco
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Orina turbia, de mal olor, con o sin sangre
  • Micción dolorosa y frecuente

Un adulto mayor con Pielonefritis podría no tener ninguno de los síntomas típicos y podría sólo tener problemas como:

  • Confusión
  • Alucinaciones
  • Desorientación
  • Lenguaje incoherente o incomprensible

La Pielonefritis es una enfermedad grave, que puede tener complicaciones serias como septicemia, la que puede ser potencialmente mortal. Es importante que todos los pacientes con sospecha de pielonefritis busquen atención médica inmediata.

¿Cómo se diagnostica una Pielonefritis?

Para diagnosticar una Pielonefritis, tu médico realizará un examen físico completo y podría solicitar algunos exámenes descritos a continuación:

  • Orina Completa y Urocultivo
  • Exámenes de sangre para evaluar la severidad de la infección
  • Exámenes de sangre para evaluar la función renal

Si bien el diagnóstico se efectúa con una evaluación clínica más exámenes de orina y sangre, puede ser necesario evaluar la vía urinaria en busca de cálculos, obstrucción y complicaciones. En dicho caso su médico podría solicitar estudio de imágenes tales como:

  • Ecotomografía renal y pelviana
  • Tomografía computarizada de vía urinaria (TAC o Scanner)

¿Cómo se trata una Pielonefritis?

El tratamiento de la Pielonefritis dependerá de la severidad del cuadro clínico y de la evaluación efectuada por su médico. Los casos leves pueden tratarse con antibióticos orales, mientras que los casos más serios requieren hospitalización y antibióticos endovenosos.

Será tu médico quien definirá el plan de tratamiento, incluyendo el tipo de antibiótico, la dosis y la duración de la terapia. En algunos casos el tratamiento oral ambulatorio indicado en un inicio no es bien tolerado ya sea por náuseas o vómitos, mientras que en otros casos no se logra una respuesta adecuada, siendo necesaria la hospitalización. Las pacientes embarazadas con Pielonefritis deben hospitalizarse siempre debido a la alta frecuencia de complicaciones tanto maternas como fetales.

El tratamiento antibiótico será indicado antes de que estén disponibles los resultados del cultivo de orina. Aun cuando te puedas sentir aliviado de los síntomas que te llevaron a consultar, debes asegurarte de completar todo el tratamiento antibiótico que te recetaron. Una vez que estén disponibles los resultados de laboratorio, tu médico podría cambiar el antibiótico a uno que trate mejor el tipo de bacteria identificada en tus exámenes.

Si tuviste una Pielonefritis recientemente, tu médico repetirá el urocultivo días después de que termine el tratamiento para asegurarse de que la infección haya desaparecido por completo. Si los exámenes muestran persistencia de la infección, tu médico te indicará otra ronda de antibióticos por un período de tiempo más prolongado. En casos de recurrencia, es indispensable efectuar un estudio de la vía urinaria mediante imágenes y eventualmente otros medios diagnósticos.

La automedicación con antibióticos u otros medicamentos puede tener serias consecuencias para ti. Si tienes síntomas sugerentes de Pielonefritis, busca atención médica de inmediato.

¿Cómo prevenir la Pielonefritis?

Aún cuando no se puede usualmente prevenir la Pielonefritis, las siguientes recomendaciones podrían ayudar a reducir el riesgo:

  • Si tienes Cistitis debes recibir tratamiento antibiótico en forma oportuna.
  • Mantén hábitos de higiene adecuado luego de defecar. Las mujeres deben limpiarse de adelante hacia atrás para evitar que las bacterias ingresen a la uretra.
  • Orina luego de tener relaciones sexuales. Orina poco después de tener relaciones sexuales ayudará a eliminar las bacterias que puedieran haber entrado en la uretra durante las relaciones sexuales.
  • Orina con frecuencia y cada vez que tengas necesidad. Las personas deben tratar de orinar al menos cada 3 a 4 horas. Las bacterias tienen más probabilidad de crecer en la vejiga cuando la orina permanece demasiado tiempo en la vejiga.
  • Puedes revisar el artículo Cistitis del Blog para obtener indicaciones detalladas de cómo prevenir infecciones urinarias bajas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Consultas?